facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

El cultivo de arveja es muy rentable

Agricultura Colombia

Tras una década de producción desde que se liberaron las variedades de arveja Obonuco San Isidro y Obonuco Andina, productores de la región andina nariñense todavía conservan este material por su alto rendimiento productivo. La Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria – Corpoica, liberó hace más de 10 años dos variedades de arveja que a la fecha, continúan a la vanguardia de los materiales de siembra utilizados en la región.

Según Antonio Hormaza, productor desde hace 50 años y oriundo del municipio de Gualmatán, Nariño “El cultivo de arveja es muy rentable, hasta le da trabajo a las mujeres en las fincas, pues muchas de las labores diarias en este cultivo necesitan de mano de obra delicada, por ejemplo, para realizar el tutorado. Y en el caso de trabajos que demandan mucha energía, son los jóvenes quienes aportan al negocio familiar a través de la cosecha”.

Desde 1995, con los programas de reconversión del trigo y la cebada en Nariño, se abrió la puerta a las nuevas variedades de arveja como una nueva opción para los agricultores. La Obonuco San Isidro, es una variedad de crecimiento indeterminado, se adapta a las condiciones agroecológicas entre los 2.400 a 2.800 metros de altura sobre el nivel del mar, con flores de color blanco y vainas de 7 a 9,6 centímetros de largo. El ciclo de vida a partir de la siembra es: floración a los 58 o 61 días, cosecha de grano verde a los 112 ó 118 días y cosecha de grano seco a los 140 ó 147 días.

Por su parte, la variedad Obonuco andina se adapta a un rango de altura de 2.600 a 2.900 m.s.n.m. y produce vainas de menor tamaño que las de la variedad Obonuco San Isidro (5,3 a 8,5 centímetros de largo). Su ciclo de vida a partir de la siembra es floración a los 65 días, cosecha de grano verde a los 128 días y cosecha de grano seco a los 155 días.

Estas variedades son resistentes a la antracnosis y a la mancha por ascochyta, sin embargo, con el paso del tiempo y con el excesivo uso de productos de síntesis química, el manejo de las variedades ya no es el mismo. Según Bolivar Calderón, productor de Puerres, Nariño “El desgaste de la tierra y del material han incrementado los costos de producción”.

En este sentido, la Corporación a través del Plan Semilla en el Centro de Investigación Obonuco, recupera y promueve el uso de semilla de calidad de esta leguminosa, y en otros centros, hace lo mismo con 16 sistemas productivos que requieren continuamente ser evaluados y mejorados debido a las diferentes prácticas y manejo por parte de los productores.

Según Bayardo Yepes Chamorro, ingeniero agrónomo e investigador máster de Corpoica, “El cultivo de arveja en el departamento de Nariño, ha trasformado la economía de toda una región; semestre tras semestre, nuestro tapiz de retazos, se adorna y se embellece con mujeres laboriosas al lado y lado de los surcos de arveja; el cultivo de arveja en el departamento de Nariño, se ha convertido en la esperanza para los productores de economía campesina.”

Suscribase Newsletter semanal inocuidad

FNL  CARN

 PAN z CON BEB 

Nuevos Productos

 

doehler logo
|