facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

Hongos bajan niveles de cadmio en plantaciones de cacao

Análisis Colombia

Los hongos formadores de micorrizas arbusculares (FMA) mejoran algunas funciones fisiológicas de las plantas para aumentar la tolerancia a condiciones de estrés –como la sequía– y también contribuyen a reducir la absorción de cadmio, metal que causa toxicidad en este cultivo. Así lo comprobó la química Diana Milena Jácome, magíster en Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), luego de realizar análisis morfológicos y fisiológicos de plantaciones de cacao en etapa de vivero en Casanare.

La presencia de hongos FMA en sistema suelo-planta de cacao, en etapa de vivero, muestra efectos determinantes en parámetros de producción de biomasa y manejo de suelos con problemas de acumulación de cadmio por origen antrópico o actividades mineras.

“Este hongo también afecta la dinámica del cadmio, un metal pesado que se va acumulando en el suelo tras el uso de fertilizantes. El hongo logró que el metal se uniera a la fracción menos soluble del suelo, lo cual haría que la planta no lo absorbiera desde la raíz”, señala la magíster. “Por su alta permanencia en el medio, este metal se puede ir acumulando con el tiempo. El suelo de Colombia concentra bastante cadmio natural, situación preocupante ya que causa graves trastornos en los humanos”, agrega.

El chocolate –cuya producción nacional en 2017 alcanzó unas 60.000 toneladas– es uno de los productos que más ha presentado inconvenientes por presencia de cadmio a la hora de ser exportado, por lo cual se estableció un plazo hasta 2019 para empezar a bajar sus niveles del elemento.

La investigación se realizó en el campus Utopía, de la Universidad de La Salle, localizado en la Hacienda Matepantano, en Yopal. Allí se construyó un vivero de 8 x 20 m cubierto con polisombra al 65 % y plástico transparente como recubrimiento, con el fin de controlar el ingreso de aguas lluvias que provocaran un aumento en la cantidad de residuos contaminados con cadmio; también se instaló un plástico en el suelo como barrera física para mantenerlo libre del metal.

Se construyeron 5 bloques de 3 x 4 m cada uno, con una inclinación aproximada de 4° (como se muestra en la figura); al final se dispusieron canaletas metálicas para recoger los lixiviados, líquido resultante del paso de fluidos a través de un sólido. Después se realizaron 10 tratamientos de la interacción de cinco concentraciones diferentes de cadmio de suelo y dos tratamientos con el hongo FMA, con y sin inoculación. En cada bloque las plantas con la misma concentración de cadmio se ubicaron en una sola fila para evitar contaminación cruzada por lixiviación.

Las muestras de se almacenaron en bolsas plásticas y los residuos líquidos transferidos a recipientes plásticos se dejaron temporalmente bajo techo hasta que se terminó el muestreo. Una vez finalizado el ensayo, los residuos sólidos y líquidos se transportaron a Bogotá y se entregaron a la Unidad de Gestión Ambiental de la U.N. para su análisis.

Suscribase Newsletter semanal inocuidad

FNL  CARN

 PAN z CON BEB 

Nuevos Productos

 

doehler logo
|