facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

Sal rosa y Sal celta, tan exóticas como beneficiosas para la salud

Empresas Latinoamérica

Existen distintos tipos de sal, y una de ellas es la sal celta, que es elaborada con métodos tradicionales. Es una sal extraída del mar y que al separarla se evita cualquier contacto con metal, que pueda afectar su estado. La sal de mar contiene hasta 84 elementos nutricionales y su composición suele coincidir con el espectro mineral del cuerpo, por lo que tiene, de forma natural, la combinación perfecta para la vida. Su composición es sorprendentemente parecida a la de los fluidos corporales, por lo que es una fuente de salud y de equilibrio.

Sandra Ferré Schneider, de la Unidad de Terapia Regenerativa Celular de I.N.C.A., cuenta que su uso puede completar una dieta baja en minerales e incluso ayudar a prolongar el ayuno terapéutico. Una veintena de los minerales presentes en la sal de mar es considerada vital para la vida. La composición química es tan compleja, con elementos que tienen partes por millón, que su reproducción sintética es virtualmente imposible. De hecho, los mejores suplementos minerales están elaborados simplemente con sal de mar, y los beneficios que dan al organismo pueden obtenerse en la comida.

La sal céltica se ha relacionado con tratamientos para la salud, y es ampliamente recomendada para quienes padezcan problemas neurológicos, como depresión, bipolaridad e incluso para quienes padecen de enfermedades cardiovasculares. Se seca con el sol y se limpia artesanalmente (contrario a la sal de mesa que se seca y refina a hornos a más de 600 grados centígrados). Originalmente es producida en la costa de Francia, pero si se respetan los mismos métodos puede provenir de virtualmente cualquier lado.

Otra exótica sal es la sal del Himalaya. Es extraída de esta cordillera montañosa, de océanos ancestrales que se secaron hace millones de años. Su composición varía ligeramente de la sal de mar, pero lo más importante es que tiene un gran estado de pureza. La distingue que algunos granos tienen un tono que va del rosa claro al rojo, debido a la presencia de óxido ferroso. Por ello, también se le conoce como sal rosa. Sin embargo, no toda la sal rosa es proveniente del Himalaya. Una versión de esta exquisita sal proviene de los Andes, en donde también existen residuos de un océano milenario.

Las condiciones extremas de pureza de estas sales preservadas a grandes alturas la hacen quizás la mejor sal del planeta. Por otro lado, su producción es limitada y su extracción costosa, tanto en términos económicos como para el medio ambiente. La sal rosa tiene grandes beneficios para la salud como controlar la retención de liquidos (que suele ser un efecto nocivo de la sal de mesa), eliminar la acidez a nivel celular, ayudar a nivelar los niveles de azúcar en la sangre, ya que la glucosa se adhiere a los minerales contenidos en la sal, es antioxidante, es una poderosa fuente de energía electrolítica, ayuda a la absorción de nutrientes y a la eliminación de alimentos mal digeridos, ayuda a combatir la acumulación de mucosidad, reduce el riesgo de sufrir calambres y ayuda a aliviar dolores musculares por su contenido de potasio, le da a tu sistema endocrino los nutrientes que necesita para elaborar hormonas, ayudando a mantener la salud. También combate la osteoporosis, mejora la circulación y combate las várices, y mantiene en buen estado del cerebro (ayuda a pensar con claridad, estar más calmado y dormir mejor). 

Si aunque quiera no logra conseguir este tipo de sales beneficiosas para la salud, recuerde que según la Fundación Interamericana del Corazón Argentina el consumo excesivo de sal es el principal factor de riesgo de hipertensión en la población. La hipertensión constituye la principal causa de muerte prematura y la segunda de discapacidad por enfermedades no transmisibles como el infarto, los accidentes cerebrovasculares y las enfermedades renales. La población de la región de América Latina consume mucha más sal que los 5 gr diarios recomendados por la OMS. En Argentina, según datos del Ministerio de Salud de la Nación, el consumo de sal por persona ronda los 12 gr diarios.

Según la FDA más del 75% del sodio en la dieta proviene de comer alimentos envasados y comida de restaurante. A pesar de lo que muchos piensan, el uso del salero no es la causa principal del exceso de sodio en su dieta. 

Finalmente, en Mayo de 2015 la Organización Mundial de la Salud, define un alimentación sana (entre otros puntos) si se mantiene el consumo de sal por debajo de 5 gramos diarios. Esto ayuda a prevenir la hipertensión y reduce el riesgo de enfermedad cardíaca y de accidente cerebrovascular en la población adulta. 

Derechos Reservados©
Solo si se reconoce la fuente con el enlace hacia Food News Latam® se permite la total o parcial reproducción del contenido.
Fuente: Food News Latam® www.foodnewslatam.com

Suscribase Newsletter semanal inocuidad

FNL  CARN

 PAN z CON BEB 

Nuevos Productos

 

doehler logo
|